Versión para impresiónSend to friend
Campaña Popular Palestina Contra el Muro del Apartheid

Actualización de la resistencia popular: del 22/11/2014 al 28/11/2014

En Jerusalén, hubo enfrentamientos diarios con las fuerzas de ocupación israelíes en la ciudad vieja, Shu’fat, Monte de los Olivos, Silwan, Al Isawiya, Beit Hanina, Athouri, en el campo de refugiados de Shu’fat, Sur Baher y Jabal Al Mukaber,

6 palestinos han sido asesinados y 900 arrestados en Jerusalén desde Julio de este año. Solo durante Noviembre, 111 personas han sido arrestadas en Jerusalén y miles heridas.

Después del fracaso israelí para detener las protestas y las manifestaciones, Israel aplica ahora una serie de medidas de castigo colectivo contra los palestinos en Jerusalén. Las fuerzas de ocupación israelíes controlan las entradas de las aldeas y de los barrios con grandes bloques de cemento y presencia policial. 5 globos con cámaras de vigilancia se ciernen las 24 horas en el cielo sobre Al Isawiya, Monte de los  Olivos, Shu’fat, Silwan y Jabal Al Mukaber. La policía y los recaudadores de impuestos están en los puestos de control de la mayoría de las entradas a las aldeas, cientos de policías y fuerzas especiales están estacionadas en las calle principales y en la ciudad vieja.

La mezquita Al Aqsa está cerrada prácticamente todo el día para los fieles musulmanes. La policía está apostada en cada puerta de la mezquita. Solo a los fieles mayores de 50 años se les permite entrar a Al Aqsa y, además, deben dejarles su CI (ID por sus siglas en inglés) a la policía mientras estén dentro de la mezquita. Esto significa que la gente está constantemente preocupada sobre si su CI estará allí a la salida, si serán llamados para un interrogatorio, etc. La invasión casi diaria de colonos y grupos de fanáticos religiosos continúa sin disminuir. Las fuerzas de ocupación israelíes acompañan a esos grupos en sus invasiones a la mezquita y provocan enfrentamientos continuos dentro del Santo Recinto.

Están siendo preparados medidas más opresivas por parte de las autoridades de ocupación contra  la gente involucrada en las manifestaciones. Actualmente se está debatiendo en el gabinete y en el parlamento israelí una propuesta de ley que permitiría encerrar por 20 años al que arroje piedras y deportar a sus familias de Jerusalén.     

En el puesto de control de At Qalandya, las fuerzas de ocupación impidieron la manifestación de apoyo a Jerusalén y al acceso a la mezquita de Al-Aqsa con fuego real, bombas sónicas, balas de metal recubiertas de goma y latas de gas lacrimógeno. Los manifestantes cerraron la calle principal y quemaron neumáticos durante la marcha al puesto de control para romper el asedio de Jerusalén. A pesar de la fuerte represión, la manifestación duró cinco horas completas. Varios manifestantes han sido heridos.

Las fuerzas de ocupación israelíes también impidieron las marchas semanales contra el Muro del apartheid y los asentamientos en las aldeas de Nabi Saleh, Nilin, Bilin, Al Masara y Kufur Qadoum  A Ahmed Barghouti, de 14 años, de Nabi Saleh, le dispararon en la pierna con fuego real, docenas de personas han sufrido ahogos como resultado de la inhalación de gas lacrimógeno lanzado con bombas.

En Kafr  Kadoum, el activista italiano Patrick Corsi, de 30 años, ha sido herido con fuego real en su pecho al dispararle los soldados de ocupación israelíes. Su estado es descrito como estable. Patrick se negó a ser llevado a un hospital israelí. Fue sometido a un tratamiento de emergencia en el hospital Rafidia Nablus y después fue trasladado al complejo médico palestino de la ciudad de Ramallah. Varios palestina han sido heridos también con balas de metal recubiertas de goma y asfixiados con gas lacrimógeno.           

En Hebron, docenas de personas han sido heridas en una manifestación a la entrada de la calle Shuhada. La protesta fue organizada para oponerse  al cierre de esta calle principal de Hebron a los palestinos. Desde hace años, solo se le permitía caminar por y cruzar la calle a los colonos israelíes. Ambos, colonos y soldados, han actuado juntos para reprimir la protesta.

----

Nota: Hemos optado por contar los hechos concernientes a la resistencia popular y a la represión dentro del mismo sumario. Sin embargo, debe quedar claro que la represión no es el resultado de la resistencias, sino que la resistencia es el resultado de la represión.

x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)